top of page
  • Foto del escritorIsa Bello

La Dalia

Lorena tenía 25 años cuando conoció a Martin, el cual tenía 28, en el Distrito Federal

(D.F.), el venía de Puebla para buscar una mejor oportunidad laboral.

Se conocieron en el autobús, un día lluvioso, cuando ambos regresaban del trabajo, ya

que el camino era largo conversaron por horas y cuando se despidieron no olvidaron

mantenerse en contacto por teléfono ó cualquier otro medio que los ayudara a sentirse

cerca.

El tiempo pasó y finalmente se casaron, fue una boda hermosa, llena de música, colores y

sobretodo irradiaba el amor, ese día el le regaló una hermosa dalia como símbolo de su

amor eterno.


Cuando por fin decidieron intentar tener un bebé ambos estaban entusiasmados, ya que

siempre habían esperado ese grandioso momento. Lo intentaron casi más de un año y

cuando fueron al doctor les dijo la noticia. Muchos dicen que allí fue cuando se volvieron

locos, otros dicen que desde antes, pero el hecho cierto es que desde ese entonces NADA

volvió a ser igual, sin embargo, nadie se dio cuenta.

Una noche, cuando ambos conversaban dijeron:

-Sabes, Mar (así le decía ella), me siento embarazada, no me importa lo que diga el

doctor, sí hay un bebé allí.

-Es cierto Lori (así le decía él), ese viejo no sabe nada, lo importante es que nosotros

sintamos que hay vida allí dentro.

-Bueno Mar, tenemos que prepararnos, mañana compramos todo para el cuarto del bebé,

no quiero saber que sexo será, por eso compremos cosas unisex.

- ¡Listo! Pero ahora vayamos a dormir, ya es tarde y ha sido una semana dura.

...

Prepararon el cuarto y al pasar los 9 meses tuvieron otra conversación...

-Mar, tenemos que ir a buscarlo, debe sentirse solo

-¿Qué tal si vamos esta noche?

-sí mi amor, pero hay que tener cuidado, voy a preparar la manta para que no le de frío.

Así empezó todo, durante esa época secuestraron como 20 bebés recién nacidos y a todos

los mutilaron haciendo 3 muñecos con las partes que les quitaban, según ellos se

imaginaban serían sus hijos. Los amamantaba, cuidaban de cada uno y los escuchaban

llorar por la noche e iban a consolarlos.

La policía estaba horrorizada, las partes sobrantes de bebés aparecían por todo el D.F. ya

no sabían qué hacer.

Hubo un lapso de pausa porque ya estaban suficientemente ocupados con el cuidado de

sus bebés, pero eso no duró mucho ya que ambos querían un cuarto.

Esta vez no corrieron con tanta suerte, la policía los encontró saliendo de robar al bebé y

astutamente los siguió hasta que llegaron a la casa donde vivían, entraron por detrás.

Según la policía dicen que se resistieron y dispararon, otros dicen que como mataban

bebés los oficiales en conjunto decidieron que si los atrapaban, matarlos al instante,

porque semejante atrocidad jamás puede ser perdonada.

En la actualidad, la leyenda dice que si no colocas 20 dalias (años que tenían de ser pareja

cuando pasó) alrededor de la cuna del bebé durante la primera semana de nacido (esos

eran los que les gustaba llevarse) a la mañana siguiente encontrarás a tu bebé mutilado y

con una pieza de cuerpo faltante.

¡Te aconsejo ir a la florería sin dudar, porque si no un buen susto te vas a llevar!




19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page